The Rolling Stones (Capítulo 1)

Los Rolling Stones son una de esas bandas que han traspasado la barrera del Rock para convertirse en un icono social. En tiempos de cambios, fueron bandera de los años sesenta, de las luchas juveniles y de la libertad sexual. Muy pronto fueron vistos como los chicos malos que competían con The Beatles por el cetro del Rock, sin embargo, cuando los de Liverpool se separaron en 1970 los Stones quedarían en la cima. La historia de los Stones está llena de escándalos, éxitos, alegrías y tristezas. Eran excéntricos, salvajes y políticamente incorrectos.

Mike Jagger y Keith Richards iban juntos al colegio en primaria en Dartford, un pueblecito a veinte kilómetros de Londres. Sin embargo, no eran amigos. Richards se fue con su familia a vivir a las afueras de la ciudad y no volvieron a verse hasta que de adolescentes volvieron a toparse. Jagger llevaba consigo unos discos de Rock y pronto iniciaron una conversación sobre música. Curiosamente, Jagger y Richards no se acordaban el uno del otro. Jagger tenía una banda junto a Dick Taylor.

Una noche fueron a ver un concierto y allí se hicieron amigos de uno de los músicos, Brian Jones, y junto a Toni Chapman es ahí donde decidieron formar una banda, dado que sus gustos eran muy parecidos. Brian Jones pondría el nombre de The Rolling Stones en homenaje a la canción del mismo nombre de Muddy Waters. El 12 de julio de 1962 harían el primer bolo con dicho nombre. Pronto se uniría Bill Wyman al bajo.

El empresario Giorgio Gomelsky contrató a la banda para que tocara cada domingo en el Crawdaddy Club de Richmond, trabajo que les sirvió para ganar muchos seguidores, entre ellos los Beatles. Fueron contratados por Dick Rowe para Decca Records tras la recomendación de George Harrison. Debutarían con un tema de Chuck Berry llamado “Come On” que tuvo un relativo éxito. Andrew Loog Oldman, que comercializaba la imagen de los Stones y además era publicista de los Beatles, pidió a estos que compusieran una canción para la banda de Jagger. “I Wanna Be Your Man”, compuesta por Lennon y McCartney, llegaría al 12 y sería un empujón definitivo para la banda.

El sencillo “Not Fade Away”, un tema de Buddy Holly, llegó al tres y los Stones publicarían su primer álbum en abril de 1964, The Rolling Stones, grabado en los estudios Regent Sound de Londres. Los Stones colaboraron en tres de las doce canciones pero solamente “Tell Me” fue compuesta totalmente por ellos. El  disco es todo un éxito y estaría en el número 1 durante meses. Eso sí, los críticos comienzan a preguntarse si serán capaces de componer sus propios temas. En el Rolling Stones No.2, ya serán tres canciones las firmadas por los Stones. Volvería a ser número 1, sin embargo, la banda no quiso conformarse con ser un grupo de versiones y lograron el éxito con un tema propio, el sencillo “(I Can’t Get No) Satisfaction”, que llegará al número 1 y les hará famosos en todo el planeta. Curiosamente, el tema fue incluido en su siguiente álbum “Out of Our Heads” únicamente en los Estados Unidos.

“Aftermath” era el cuarto álbum de los Rolling Stones, sin embargo, al ser el primero en el que todas las canciones estaban compuestas por ellos, para muchos es considerado su verdadero inicio. El éxito ya comentado de “(I Can’t Get No) Satisfaction” dio confianza a la banda que logró un gran álbum comenzando a experimentar con los sonidos. Fue número 1 en las Islas Británicas y 2 en los Estados Unidos.

Por temas de marketing, en esos primeros años de los Stones, los discos eran diferentes en América que en Inglaterra. La banda de Jagger solía dejar algunos de sus mejores temas para publicarlos únicamente como sencillos. Así, el tema “Paint It Black”, que había salido en la versión americana de “Aftermath”, en Inglaterra únicamente fue editado como single. Llegó al número 1 tanto a un lado como al otro del Atlántico y es asociada a la lucha contra la Guerra de Vietnam, aunque lo cierto es que eso solamente se debe a que frecuentemente se ha utilizado en el mundo del cine para películas como “La Chaqueta Metálica” o “Misión Vietnam” que hablaban de dicho conflicto bélico.

“Between the Buttons” combinaba el Rhythm and Blues con la Psicodelia que empezaba a estar muy de moda. A pesar de ser un gran disco, no fue tan bien aceptado como su predecesor, reduciendo sus ventas a la mitad y llegando al tres en su Inglaterra natal y al número 2 en Estados Unidos. Por última vez, los discos no contenían los mismos temas y esta vez una de las canciones más destacadas salió como single en América pero no en las Islas Británicas: “Ruby Tuesday” llegó al número 1. Al parecer, el tema hablaba sobre una groupie que había sido compañera sentimental de Keith Richards.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s