Motown (3ª parte)

Gladys Knight fue considerada la emperatriz del Soul. Sin embargo, al principio de su carrera no obtuvo un gran éxito popular, cuestión que no ocurrió hasta que fue fichada por Motown. En aquellos tiempos, el sello era de los más importantes de toda América, había conseguido superar las grandes marcas y podía fichar todo el talento que quisiera. Ese fue el caso de Gladys Knight quien, una vez en Motown, alcanzó el estrellato.

Al creador del sello, Gordy Jr., no le gustaba trabajar con niños (como ya dijimos en una entrada anterior, no aceptó a las Supremes por su edad en primera instancia), por eso, cuando sus cazadores de talento le llevaron a Stevie Wonder, un niño ciego de 12 años, Gordy montó en cólera, por más que después tuvo que acabar contratándole ya que Stevie Wonder era con total seguridad la persona de más talento que había tenido delante. Wonder fue el solista que más tiempo permaneció en Motown, convirtiéndose en uno de los mejores músicos de la historia y consiguiendo, entre otros logros, 24 premios Grammy. A pesar del éxito, Gordy Jr. se juró que nunca más contrataría a un niño y prohibió que le trajeran niños para hacer pruebas ya que los acuerdos que debió lograr con padres, profesores y abogados de Wonder le supusieron muchos quebraderos de cabeza.

En el segundo lustro de la década de los sesenta, muchas cosas habían cambiado para Motown. La alegría de principios de la década había dejado paso a grandes problemas en los Estados Unidos que acabarían afectando al sello discográfico. La segregación, las reivindicaciones por los derechos civiles y los asesinatos de Malcolm X y Martin Luther King, habían acabado en graves disturbios por todos los Estados Unidos. En Detroit, cuna de Motown, los disturbios estallaron como resultado de la acción de la policía en la calle 12, predominantemente negra. El ejército y la Guardia Nacional se desplegaron, hubo 43 muertos y más de 2.000 heridos. Las críticas contra Motown comenzaron porque hacía música para blancos, porque blanqueaba las voces e, incluso, en las portadas de los discos, los artistas de Motown salían más blancos de lo que eran en la realidad. De modo que Gordy Jr. se dio cuenta de que la dulzura de los primeros 60 había acabado, que el humor de la gente había cambiado y que Motown estaba fuera de onda, en esa mala época en la que solamente Marvin Gaye conseguiría el éxito.

Los problemas en Motown hicieron que los compositores estrellas, los hermanos Holland, abandonaran la compañía; el grupo de acompañamiento y clave del sonido Motown, los Funk Brothers, acabarían marchándose también pero, aunque muchos lo creyeran así, ese no sería el fin del sello. Para reconciliarse con los afroamericanos, el sonido y la imagen cambiaron. Diana Ross y las Supremes grabaron “Love Child”, un tema racial en el que aparecieron vestidas con ropas del ghetto y el pelo a lo afro. Era el principio del nuevo Motown que iría enfocado a lo que se acabaría denominando música Funk, enfocada para las pistas de baile. Edwin Starr pertenecía al sello Ric-Tic que fue absorbido por el sello de Gordy Jr. Allí consiguió sus mejores éxitos, alcanzando la fama con “War”, una canción antibélica que criticaba la Guerra de Vietnam.

A pesar de que Gordy Jr. se había prometido que jamás volvería a trabajar con niños, no pudo por menos que rendirse ante el talento de los Jackson 5. Los hermanos Jackie, Tito, Jermaine, Marlon y Michael habían ganado un concurso de nuevas promesas (sus hermanas quedaron segundas en el mismo concurso imitando a The Supremes). Pronto Gordy Jr. vio en ellos la nueva promesa de la música, así que, aprovechando el momento de lucha racial, les hizo dejarse el pelo a lo afro y los vistió de colorines. The Jackson 5 acabaron siendo una de las bandas más exitosas. Les anunciaron como un descubrimiento de Diana Ross y su primer sencillo, “I Want You Back”, llegó al número 1, cuota que volverían a alcanzar con “ABC”, “The Love You Save” y “I’ll be there”. Tras cuatro top 1 consecutivos, se convierten en toda una celebridad, llegándose a decir de ellos que eran los Beatles negros. Acabarían colocando veinte singles en el top 10 y, solamente un año más tarde del debut del conjunto y paralelamente a sus hermanos, el menor de ellos, Michael Jackson, inició una carrera en solitario. Con sólo 14 años, Michael conseguiría su primer número 1 en una exitosa carrera que le encumbró como Rey del Pop.

Así acabamos el recorrido por la Motown. Tras las vacaciones de verano, volveremos con Station to Station y, por primera vez, viajaremos hasta España para contar la historia de una de las épocas más brillantes del pop español, la Movida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s