Rock and Roll (2ª parte)

Sus primeras grabaciones en los años 50 eran una mezcla de Blues y Rhythm and Blues, con una fuerte influencia del Gospel, pero pronto Little Richard fue uno de los grandes destacados del Rock and Roll. Trabajando como lavaplatos en la estación de autobuses de Macon y viendo que su carrera se encontraba estancada, decide en 1955 enviar una maqueta a Specialty Records. Las primeras sesiones no terminan de convencer pero, durante una pausa en una de dichas sesiones, Richard comenzó a cantar de manera improvisada “Tutti Frutti”, una canción obscena a la cual cambiaron la letra para poder grabarla. En los siguientes años, Richard tendría varios éxitos más, tales como “Long Tall Sally”, “Slippin’ and Slidin'”, “Jenny, Jenny” o “Good Golly, Miss Molly”. En 1957, repentinamente, dejó el Rock por una vida cristiana, hasta que en 1962 los Beatles y los Stones reivindicaron su música y volvió a gozar de éxito.

Jerry Lee Lewis, después de leer un artículo sobre Elvis Presley en una revista, viaja a Memphis para probar suerte grabando en su misma compañía discográfica, Sun Records. Fue en 1957 cuando Lewis alcanza un éxito masivo con “Whole Lotta Shakin’ Goin’ On”, tema que, por su alto contenido sexual, excesivo para la sociedad de la época, fue censurada en muchos programas de radio y televisión. Poco después, compone junto a Jack Hammer el que sería el tema de mayor éxito de la carrera de Lewis, “Great Balls on Fire!”, el cual logra un gran éxito a nivel mundial y es número 1 en las listas de Estados Unidos y Reino Unido.

Cuando Buddy Holly empezó a asistir al instituto, entabló amistad con Bob Montgomery. Ellos se desvivían por  escuchar emisoras que trasmitían canciones de los géneros que les gustaba. En 1953, Holly y Montgomery comenzaron a tocar en las fiestas del instituto. Buddy y Bob grabaron singles de estilo Country hasta que el éxito de Elvis Presley les decantó por el Rock and Roll. La discográfica quería un cantante solista y no un dúo, así que, de mala gana, Bob Montgomery aceptó quedarse en el anonimato y Buddy Holly firmó. Tras algunos vaivenes, la compañía quiso volver a grabar un tema que creían que podía ser un éxito, “That’ll be the day”, pero como éste ya se encontraba registrado con el nombre de la banda que Buddy tenía con Bob, “The Crickets”, se decidió, finalmente, que el disco saliese con el nombre de la banda. Gracias al éxito de ese tema, otros singles de Holly comenzaron también a tener fama, como los casos de “Words of Love” y “Peggy Sue”. Para finales de 1958, Buddy Holly decidió unirse a la gira “Winter Dance Party”, junto a otras grandes estrellas del Rock. Tras actuar en Iowa Richie Valens, Big Booper y Buddy Holly cogieron una avioneta para desplacerse a su siguiente concierto. En esa misma mañana del 3 de febrero de 1959, se encontró en un campo de maíz el avión totalmente destrozado; los tres cuerpos de los músicos habían salido despedidos por la gran colisión del avión contra el suelo del campo, muriendo instantáneamente.

Don y Phil Everly eran dos hermanos conocidos por su guitarra acústica y su canto en armonía. Formaron el dueto The Everly Brothers. Su primer álbum contenía sus dos primeros éxitos, “Bye Bye Love”, que había llegado al número 2 en la lista de sencillos y que había sido rechazado antes por muchos artistas, entre los que destaca Elvis; y “Wake up little Susie”, número 1.  También incluía el que poco después sería número 1, “All I Have to Do Is Dream”. Tuvieron una carrera prolífica que llegó hasta mediados los 70, tocando durante ese tiempo grandes clásicos del Rock que alternaban con temas más novedosos.

Eddie Cochran debutó como solista en 1956 con el sencillo “Skinny Jim”, un buen tema que fracasó comercialmente. Desde 1957, Eddie Cochran se convierte en el guitarrista blanco más original de todo Estados Unidos. Su juventud, además, lo lleva a ocuparse, sobre todo en los textos, por los problemas juveniles de las generaciones de estudiantes. Las canciones de Eddie están llenas de  tensión erótica. Aún hoy, una obra maestra absoluta de Cochran es ‘Summertime blues’, uno de los míticos temas de los años cincuenta. El  16 de abril de 1960, sufrió un accidente de tráfico en Chippenham, al estrellarse su coche contra una farola y muriendo con tan sólo veintiún años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s