Morrissey (1ª parte)

En 1983 en el mundo musical, los diferentes estilos surgidos tras el Punk marcan el momento. Sin embargo, en Manchester surge una banda que reivindicaba el Glam Rock de Marc Bolan, que no tiene miedo a parecer románticos, pero que parecía no estar dispuestos a disfrazarse ni a vestir colores luminosos en los escenarios. Aquellos chicos querían hacer Pop tradicional, ser unos chicos normales en el mundo del Rock y qué mejor forma de dar normalidad que llevar como nombre el apellido más común del Reino Unido: los Smith sencillez hecha música.

Sin embargo, su líder, que respondía la nombre de Morrissey, era un ser extraño que mostraba una ambigüedad sexual que trajo debate. ¿Heterosexual? ¿Homosexual? ¿Asexual? Morrissey era un joven que quería ser escritor, que amaba a Oscar Wilde por encima de todos los hombres de letras y que unió talento junto al genial guitarrista Johnny Marr, al bajista Andy Rourke y al batería Mike Joyce para formar el que, muy probablemente, fuese  la mejor banda de los 80. Sobre los Smiths, Morrissey llegó a decir que fue la última banda de Pop de la historia, aunque quizá eso fuese mucho decir.

La banda firmó con el sello discográfico Rough Trade Records y editó su primer single, “Hand in Glove”, el 13 de mayo de 1983. El single fue promocionado por el Dj John Peel pero, aun así, no le fue bien en las listas. Su segundo sencillo “This Charming Man” llegó al 25 y se convirtió en un clásico, volviendo a entrar en lista casi diez años después alcanzando el 9. Antes de la publicación del primer álbum, vio la luz el sencillo “What Difference Does It Make” que llegó al 12. En febrero de 1984, se publicó el álbum “The Smiths”, cuya portada era un fotograma de la película de Paul Morrissey, Flesh, que entró de inmediato en el segundo puesto de las listas gracias a las 300.000 copias vendidas en Inglaterra.

Los Smiths son ya una celebridad entre el público Indie y, antes de acabar el año, se publica “Haftul of Hollow”, un disco con caras B de los singles publicados, a más de versiones de las canciones ya conocidas. Dicho álbum llegará al 7 y en él se encontrarán canciones decisivas de la banda y que durante el año saldrían a la luz  como single, como ocurriría con “William, It Was Really Nothing”, el cual llegó al 17, “How Soon Is Now?” al 24 o “Heaven Knows I’m Miserable Now” al 10.

Morrissey y los Smiths rompen clichés en el mundo del Rock. Cantan al hombre desafortunado en el amor y el sexo y pronto se hacen héroes de los menos populares en los institutos. Después de la decepcionante producción del álbum debut de la banda, Morrissey y Marr produjeron el álbum ellos mismos, con la asistencia del ingeniero Stephen Street. En las letras, además de los ya conocidos fracasos amorosos, también se habla de ecologismo y vegetarianismo, de ahí el título “Meat Is Murder” (Carne es asesinato). El álbum llegó al número 1 y, a pesar de ser una banda de puro sonido inglés, fueron a los Estados Unidos a hacer una gira. De este álbum, salió el single “That Joke Isn’t Funny Anymore” que tuvo una testimonial presencia en las listas alcanzando el 49.

En 1986, aparece el álbum “The Queen Is Dead”, cuyo título provocó de inmediato un escándalo, incluso a nivel parlamentario, pues un diputado conservador presentó una interpelación y exigió que el disco fuese retirado de las tiendas. Morrissey se convirtió en un líder para los que estaban en contra de Margaret Thatcher. El miedo de los conservadores británicos a Morrissey provenía del hecho de que, a diferencia de la mayoría de los miembros del Punk, el líder de The Smiths era un hombre leído y culto y eso asustaba a las clases dirigentes. “The Queen Is Dead” es para muchos el mejor álbum de la década, a pesar de que solamente contenía dos temas que salieron como single, “The Boy With The Thorn Is Side” y “Bigmouth Strike Again”. Aún así, en realidad  ese disco resultó ser un gran éxito y canciones como “I know It’s Over” y “There’s A Light That Never Goes Out” son de las más conocidas de la banda.

En 1987, los problemas entre los miembros de la banda hacían que The Smiths estuvieran a punto de decir adiós a su carrera, pero tenían un problema ya que su contrato les obligaba a hacer aún cuatro discos más, de modo que la discográfica se las apañó para sacar un recopilatorio de singles, Caras A y Caras B, llamado “The Worls Won’t Listen” que llegó al número 2 y que incluía, entre otros grandes temas, “Ask”, que había llegado al 16 en las listas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s