El Rock antes del Rock (3ª parte)

Hiram King Williams fue una estrella dentro del Country-Western. Nació en una cabaña de troncos en Garland con un leve caso, no diagnosticado, de espina bífida oculta, un trastorno de la columna vertebral, causa de dolores durante toda su vida y un factor importante en su posterior abuso del alcohol y drogas.

En julio de 1936, las familias Williams y McNeil abrieron una pensión en el centro de Montgomery. Fue en esta época en la que Hiram decidió cambiar su nombre de manera informal a Hank, un pseudónimo que él mismo dijo era mejor para su deseada carrera en la música Country. Al finalizar la escuela y los fines de semana, Williams cantaba y tocaba su guitarra Silvertone en la acera frente a los estudios de radio WSFA. Rápidamente, captó la atención de los productores de esta cadena que, de vez en cuando, le invitaban a entrar para actuar en directo. Fueron tantos los oyentes que pidieron a la estación de radio más canciones del Singing Kid que los productores lo contrataron con sus propios quince minutos, dos veces a la semana y por un salario semanal de quince dólares.

Su éxito en la radio alimentó su entrada a la carrera musical. Su generoso sueldo le fue suficiente para comenzar con su propio grupo al que denominó Drifting Cowboys. La entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial en 1940 marcó el comienzo de tiempos difíciles para Hank Williams, en parte debido a que los integrantes de su conjunto se alistaron en el ejército.

En 1947 grabó con MGM el tema “Move It On Over”, una canción casi idéntica al clásico Rock de los cincuenta “Rock Around The Clock”.

Wynonie Harris, nacido en Omaha, Nebraska, fue un músico de Blues y Rhythm and Blues que obtuvo quince Top 10 entre 1946 y 1952 y que fue consagrado como uno de los precursores del Rock and Roll.
En julio de 1945, Harris firmó con Filón, grabó la canción “Around the Clock”  (segundo sencillo de Elvis Presley) y “Good Rocking’ Tonight”. Esta última está considerada por los críticos la primera canción genuinamente de Rock and Roll de la historia, aunque quizá y como hemos oído, hubo otras antes.

La rivalidad comercial entre RCA Victor y Columbia Records llevó a la introducción del disco de 7 pulgadas y 45 RPM. Por un periodo de dos años entre 1948 y 1950, las compañías discográficas no sabían a cuál formato adaptarse, ya que era incierto cuál sería el que prevalecería, por lo que a este periodo se le llamó la “Guerra de las Velocidades”. En 1949, Capitol y Decca adoptaron el nuevo formato LP por lo que RCA cedió y lanzó su primer LP en 1950. El formato de 45 RPM ganó mucha popularidad motivo por el cual Columbia lanzó su primera serie de 45 RPM en 1951. Para el año 1954, 200 millones de discos de 45 RPM se habían vendido. Eso cambió la historia del Rock y, a partir de entonces, la industria utilizó los sencillos singles como pequeño adelanto de los Long Play. Comenzaba la era del LP.

Antoine Dominique Domino (Nueva Orleans, Luisiana, 26 de febrero de 1928), más conocido como Fats Domino, es ya uno de los padres del Rock and Roll. Durante los años 1950 y comienzos de los 60, fue el cantante negro que más discos vendió. Su éxito sirvió de impulso para los artistas de Nueva Orleans, llegando a influir en lugares tan insospechados como Jamaica (el ska jamaicano posee influencias de su música). La personalidad afable de Domino y su rico acento se suman a su encanto natural.

Fue descubierto en 1948 en el Hideway Club por Lew Chudd de Imperial Records, cuando cobraba tres dólares por semana. Su verdadera carrera comenzó en 1949 con el tema “The Fat Man”, que compuso junto con Dave Bartholomew, a quien conoció en la Imperial, y que fue considerado el primer éxito del primero de los grandes del Rock de los 50. La grabación, basada en el tema “Junker’s Blues” de Champion Jack Dupree, fue un enorme éxito, vendiendo alrededor de un millón de copias y llegando al segundo puesto en la lista de Billboard.

A partir de entonces, comienzó a hacerse habitual que jóvenes blancos se interesasen por discos de Rhythm and Blues. Eso llevó a que comenzasen a haber programas de radio del nuevo género que estaba naciendo. Obviamente, el hecho de que el Rock and Roll se hiciese masivo conllevó a que los blancos también se interesasen por tocar ese nuevo estilo. La primera banda de Rockabilly, formada por blancos y que obtuviese éxito, fue Bill Haley & His Comets con el sencillo “Rocket’88, una una versión del reciente tema de Jackie Brenston. A diferencia de la mayoría de las grandes estrellas del Rock and Roll, Bill Haley realizó importantes giras por América Latina que tuvieron una gran influencia en la difusión del nuevo estilo.

Samuel Cornelius Phillips era un locutor y técnico radiofónico. Phillips descubrió a músicos como B. B. King, Howlin’ Wolf, Jackie Brenston, Loe Hill Louis o Willie Nix. Cansado de que sus descubrimientos e, incluso, sus grabaciones fuesen a beneficio de otros, en febrero de 1952 creó el sello Sun, dentro ya de una fuerte competencia. Phillips era un hombre innovador que buscaba continuamente algo distinto que ofrecer. La Sun se puso rápidamente a la cabeza de la moda del Rockabilly, con figuras como Carl Perkins, Billy Riley, Warren Smith o Sonny Burgess, a los que se unieron artistas que iban desde el Country seco al Rock and Roll más frenético, como Johnny Cash, Mack Self, Charlie Feathers, Jack Clement, Malcolm Yelvington o Jerry Lee Lewis. Phillips dijo que, si encontraba un blanco con alma de negro, ganaría un millón de dólares y lo encontró, Elvis Presley, quien no estuvo demasiado tiempo con él pero, bueno, eso ya es otra historia la de la era del Rock. La prehistoria, el génesis, el Rock antes del Rock concluye aquí, el Rock and Roll ya tenía orígenes, guitarras, estrellas, discográficas y, a la espera del mesías que sería Elvis, otros iban registrando canciones que más tarde alcanzarían la gloria con el rey del Rock.

Big Mama, hija de predicador y de cantante de Gospel, registraría en 1952 el original de “Hound Dog”, popularísima canción aún en nuestros días.

Y así acabamos la historia del Rock antes del Rock. La semana próxima, Station to Station cambiará de década, de continente y de estilo musical, viajando en nuestro tren rockero hasta 1976, donde unos jóvenes revolucionarios británicos comenzaron lo que más tarde sería la era del Punk Rock.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s